Main Content

Elección o cambio de médico

Read in english

Información sobre la elección o cambio de médico.

Elección o cambio de médico

Hace tiempo que está lesionado pero por una u otra razón debe cambiar de médico. Tal vez se mudó, su médico se jubiló, usted tiene un nuevo plan de salud y necesita cambiar de médico, o no está convencido de que su médico esté haciendo lo mejor para usted. Necesita un médico que tenga experiencia o interés en la SCI (lesión en médula ósea) o afecciones relacionadas.

¡El “Quarterback”!

Beverly Kievman, en su libro “For Better or For Worse, A Couple ́s Guide to Dealing with Chronic Illness” (Para bien o para mal: una guía para parejas que lidian con una enfermedad crónica), sugiere que su médico de atención primaria puede ser su quarterback. Según su nivel de lesión, gravedad y complicaciones, podrá necesitar consultar a una variedad de especialistas y terapeutas durante su vida. Por lo tanto, es fundamental el quarterback de su equipo de atención médica.

Cómo seleccionar su opción principal preliminar:

Como sobreviviente de la SCI, usted necesita un médico que lo ayude a cuidarse solo, que lo escuche, que aprenda sobre lesiones de la médula espinal y sus consecuencias a largo plazo, y que se preocupe por sus necesidades e inquietudes. Kievman sugiere que usted evalúe sus necesidades para saber exactamente lo que está buscando.

Preguntas clave...

  • ¿Qué sabe el médico sobre SCI? El médico ¿tiene experiencia en SCI o afecciones relacionadas como espina bífida y síndrome post-polio?
  • Su médico ¿está relacionado con un centro de rehabilitación u hospital que trate la SCI o los traumas relacionados?
  • Su médico ¿trabaja con especialistas que hayan tenido experiencia en SCI?
  • ¿Cuál es la actitud de su médico hacia su rol en su atención médica? ¿Está dispuesto a recibir sus aportes?
  • ¿Está su médico dispuesto a dedicar tiempo a una entrevista antes de que usted elija?

Más preguntas...

  • Su médico ¿está dispuesto a trabajar con otros prestadores de atención médica en sociedad con usted?
  • El consultorio de su médico ¿está accesible, y el personal está capacitado para alzarlo sobre las mesas de examen?

No todos los médicos cumplirán con todos sus criterios. En última instancia, usted tendrá que decidir qué cuestiones son más importantes y cuáles son negociables.

Su informe de búsqueda:

Debido a que su relación con su médico será a largo plazo y posiblemente frecuente, es importante que se sienta cómodo y confíe en su médico y en sus asociados. Si se encuentra en un área rural o en un plan de atención médica que ofrece pocas alternativas, necesitará hacer la tarea. ¿Quiénes son los especialistas, dónde está el hospital más cercano, y con qué rapidez pueden transportarlo o ingresarlo en caso de emergencia? Tómese tiempo para conocer a su médico y especialistas. ¿Saben trabajar bien en equipo? Informe que desea contratar la mejor ayuda posible.

Cambio de “quarterbacks”:

Si ya tiene un médico pero necesita efectuar un cambio, ¿qué debe hacer? Algunas personas creen que deben quedarse con su médico actual, pero las personas cambian de médico todo el tiempo. Su meta es encontrar a alguien de su confianza, con quien pueda trabajar y desarrollar una relación de equipo. Como sugiere Kievman, una combinación de conocimiento, espíritu de compasión, profesionalismo y virtud emocional, le brindará a usted un quarterback con el que pueda trabajar tanto usted como los demás.

El plan de juego a largo plazo:

Usted busca a alguien con quien poder trabajar a largo plazo. ¿Los trata como iguales a usted o a sus cuidadores? El médico ¿le explicará todas las pruebas y procedimientos por adelantado? ¿Cree que se preocupa genuinamente por usted y su cuidador o familia? ¿Sabe que usted y otras personas de la atención médica son parte de un equipo? Usted debe encontrar a alguien que sea “ideal” para usted, sus necesidades y lesión. Esta persona deberá saber lo que le puede suceder a usted y su familia, y ser sensible respecto a esas inquietudes. En su libro “Healing Words” (Palabras sanadoras), Larry Dossey dice que debería hacerse la siguiente pregunta fundamental: “Mi médico ¿me hace sentir mejor o peor cuando estoy con él?”

Trabajo en equipo:

La relación médico-paciente es la clave para que todo funcione, porque no es sólo el médico el que se ocupará de la curación. El médico, usted, su familia y otros profesionales de atención médica contribuirán todos con sus necesidades de atención médica a largo plazo. Usted es el mejor juez de sus sensaciones y de lo que sucede en su organismo, así que debe participar activamente en el proceso. No puede ser un paciente pasivo que comparta pocas cosas o a quien su médico no escucha. Su cuidador, cónyuge, u otros familiares también deben ser socios activos en su atención médica.

Recuerde el plan de juego:

Estas son las cuatro cosas que debe hacer:

  • Evaluar sus necesidades
  • Entrevistar y elegir a su médico
  • Pensar a largo plazo
  • Desarrollar un enfoque grupal

DESCARGAR PDF

Revisada: 3/2015


Recursos:

  1. Para más información, lea: “For Better or For Worse, A Couple ́s Guide to Dealing with Chronic Illness” (Para bien o para mal: una guía para parejas que lidian con una enfermedad crónica), de Beverly Kievman con Susie Blackmun. Chicago: Contemporary Books, 1989.
  2. “Building a New Dream, A Family Guide to Coping with Chronic Illness” (Construyendo un nuevo sueño: una guía familiar para enfrentar la enfermedad crónica), de Janet Maurer. Reading, Mass: Addison-Wesley Publishing Company, 1989.
  3. Healing Words, The Power of Prayer and the Practice of Medicine” (Palabras sanadoras: el poder de la plegaria y la práctica de la medicina), de Dr. Larry Dossey, San Francisco: Harper Collins Publishers, 1993.

This resource provided as a courtesy of Craig Hospital. For more information, contact the Craig Hospital Nurse Advice Line at 1-800-247-0257.

Esta es una publicación de RRTC sobre Envejecimiento con lesiones en la médula espinal, financiada por el subsidio #H133B30040 del Instituto Nacional sobre Investigación de Discapacidades y Rehabilitación del Departamento de Educación de EE.UU. Las opiniones que aparecen en esta publicación son del beneficiario del subsidio y no reflejan necesariamente las opiniones del Departamento de Educación de EE.UU.

Disclaimer: The content in this document is intended for general informational purposes only and is not a substitute for professional medical advice or treatment for specific medical conditions. No professional relationship is implied or otherwise established by reading this document. You should not use this information to diagnose or treat a health problem or disease without consulting with a qualified healthcare provider. Many of the resources references are not affiliated with Craig Hospital. Craig Hospital assumes no liability for any third party material or for any action or inaction taken as a result of any content or any suggestions made in this document and should not be relied upon without independent investigation. The information on this page is a public service provided by Craig Hospital and in no way represents a recommendation or endorsement by Craig Hospital.

Related Resource Topics