Main Content

Clostridium Difficile (C. Diff): Diarrea asociada con antibióticos

Read in english

Información sobre Clostridium Difficile (C. Diff): Diarrea asociada con antibióticos.

Clostridium Difficile (C. Diff): Diarrea asociada con antibióticos

¿Qué es?

Clostridium difficile es una bacteria comúnmente asociada con los brotes de diarrea y colitis en pacientes hospitalizados. La bacteria de C.Diff generalmente causa problemas en las personas bajo tratamiento con antibióticos. Puede provocar enfermedades leves a graves. A veces, la bacteria C. Diff puede encontrarse en las heces de personas sanas, y también puede haber portadores sin síntomas o sin enfermedad, en hasta un 46% de los adultos hospitalizados.

¿Cómo puedo detectar si la padezco?

Casi todos los pacientes que desarrollan diarrea de C. Diff están tomando antibióticos o los han recibido recientemente. La diarrea, a veces “explosiva”, es el síntoma más común. La enfermedad es leve en la mayoría de los pacientes, pero a veces puede ser severa con calambres abdominales, sensibilidad abdominal y deshidratación.

¿Es contagiosa? ¿Es infecciosa?

Sí, es altamente contagiosa e infecciosa, especialmente cuando se producen frecuentes accesos de diarrea. La bacteria puede contagiarse a otras personas sin intención. Casi todas las infecciones de C. difficile en los pacientes se producen como resultado de la ingesta fecal-oral.

La capacidad de la bacteria para formar esporas les permite sobrevivir sin ser vistas, por largos períodos. Las manos sucias pueden transferir las esporas a la comida, agua y medicamentos, y a todo lo que pueda ingerirse. Recuerde que las esporas no saltan, pero las manos sucias de cualquier persona pueden convertirse en portadoras. Las esporas se encuentran con frecuencia en ropa de cama, flores y también en el equipo médico. Los pacientes, familiares, visitas, y también los prestadores de atención médica deben mantener las manos limpias. El lavado de manos con agua y jabón y la limpieza del medioambiente son clave para el control.

¿Existe un tratamiento?

Detener los antibióticos, si es clínicamente posible, y brindar reemplazo con fluidos, en general provoca una rápida mejora. A veces un curso de tratamiento con un antibiótico, generalmente flagyl o vancomicina, son efectivos contra la infección. Algunos pacientes experimentan múltiples recaídas y necesitan terapia adicional con antibióticos.

¿Qué debo hacer si tengo C Diff?

  • Deberá beber abundante cantidad de líquidos claros. Son buenos el agua, los jugos de fruta sin gas o el té sin leche. Su médico también puede recetarle una solución de rehidratación. La higiene personal deberá ser muy estricta.
  • Usted y todos a su alrededor deberán siempre lavarse las manos con agua tibia y jabón después de ir al baño y antes de manipular alimentos. Si es posible, no prepare comida para otros hasta que no haya desaparecido el C. Diff.
  • Deberá mantenerse limpio el inodoro, la silla con orinal y el entorno de la cama. Limpie el asiento del inodoro, las barandas, la baranda de la cama, y toda área de contacto diario frecuente, con agua y solución de lavandina.
    • Según el CDC (por sus siglas en inglés o Centro de control de enfermedades), la mezcla debe incluir 1 parte de lavandina por cada 10 partes de agua; entonces, por ejemplo, si usa una taza, mezcle 1 taza de lavandina con 10 tazas de agua. Esta mezcla se puede usar para limpiar las superficies de su cocina (por ejemplo, mesada y tablas de cortar) y baños (por ejemplo, asiento del inodoro, interior del inodoro, cadena y mangos del grifo del fregadero). Mezcle solamente la cantidad de lavandina y agua que necesite para limpiar su cocina y baños una sola vez y deseche el resto.
    • Si tiene diarrea, evite usar el mismo inodoro que su familia, a menos que pueda limpiarse el inodoro con la mezcla de lavandina y agua después de cada uso.

Descargar PDF

Revisada: 3/2015

This resource provided as a courtesy of Craig Hospital. For more information, contact the Craig Hospital Nurse Advice Line at 1-800-247-0257.

Disclaimer: The content in this document is intended for general informational purposes only and is not a substitute for professional medical advice or treatment for specific medical conditions. No professional relationship is implied or otherwise established by reading this document. You should not use this information to diagnose or treat a health problem or disease without consulting with a qualified healthcare provider. Many of the resources references are not affiliated with Craig Hospital. Craig Hospital assumes no liability for any third party material or for any action or inaction taken as a result of any content or any suggestions made in this document and should not be relied upon without independent investigation. The information on this page is a public service provided by Craig Hospital and in no way represents a recommendation or endorsement by Craig Hospital.