Main Content

Trombosis venosa profunda (DVT o Deep Vein Thrombosis)/ Coágulo de sangre

Read in english

Información acerca de la trombosis venosa profunda (DVT o Deep Vein Thrombosis) y el coágulo de sangre.

Trombosis venosa profunda (DVT o Deep Vein Thrombosis)/ Coágulo de sangre

¿Qué es un DVT?

Una trombosis venosa profunda (DVT o Deep Venous Thrombosis) es un coágulo de sangre en una vena, profunda en el cuerpo. Las venas son vasos sanguíneos con válvulas que ayudan al flujo de sangre en una dirección. Cuando sus músculos se contraen, la sangre es empujada a través de las venas en sus piernas y brazos. Los coágulos de sangre pueden bloquear el flujo de sangre en el cuerpo. Esto puede provocar inflamación y otros problemas en su organismo. Otra preocupación es que el coágulo puede romperse y desprenderse, viajar a través del flujo sanguíneo y bloquear el flujo de sangre en los pulmones, corazón o cerebro.

Se produce una embolia pulmonar (PE o Pulmonary Embolism) cuando un coágulo de sangre viaja hacia los pulmones. El coágulo de sangre detiene o disminuye gravemente el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono entre los pulmones y el corazón. Esto puede provocar el daño permanente o inclusive, la muerte.

¿Cuáles son las causas de un DVT?

Cualquier cosa que dañe el vaso sanguíneo puede coagular la sangre. Algunas cosas que pueden dañar los vasos sanguíneos son:

  • Tabaquismo
  • Que no haya suficiente oxígeno en la sangre
  • Tener una herida o cirugía en su cuerpo

Muchas personas con lesión en la médula espinal y lesión cerebral pierden alguna función o movimiento en sus piernas y/o brazos o están menos activas que antes de la lesión. Debido a que usted no se mueve demasiado, la circulación de la sangre a través del cuerpo se vuelve más lenta. Cuanto más lento el movimiento de la sangre, mayor será el riesgo de formación de un coágulo de sangre.

Ciertas situaciones dificultarán el moverse después de la lesión de la médula espinal, ocasionándole incluso un mayor riesgo de desarrollo del coágulo de sangre. Estas situaciones incluyen el sentirse enfermo, estar en reposo en la cama (por ejemplo, las escaras) o estar sentado en una posición durante un tiempo prolongado (por ejemplo, al viajar en avión).

Si tiene ciertos problemas de salud, puede tener un mayor riesgo de formación del coágulo de sangre. Algunos son los siguientes:

  • Historia familiar de un DVT
  • Venas varicosas
  • Cáncer
  • Ataque o insuficiencia cardíaca
  • Accidente cerebrovascular
  • Embarazo
  • Tomar la terapia de sustitución hormonal o medicamentos para el control de la natalidad
  • Traumatismos: fracturas o rupturas de los huesos o articulaciones
  • Recibir medicamentos directamente en sus venas en forma IV o por catéter
  • Sepsis
  • Trastornos de la sangre
  • Obesidad o sobrepeso
  • Cirugía

¿Cuáles son los síntomas de un DVT?

Típicamente, los coágulos de sangre se desarrollan en piernas y brazos. Los signos y síntomas de un coágulo de sangre o de la trombosis venosa profunda (DVT) son:

  • Inflamación en el miembro
  • Piel caliente o fresca del miembro afectado
  • Decoloración: color rojo, púrpura, pálida, blanquecina o azulada de una pierna o brazo
  • Sensibilidad o dolor en una pierna o brazo
  • Fiebre y escalofríos
  • Mayores espasmos musculares

Los signos y síntomas de una embolia pulmonar (PE) o el coágulo de sangre en los pulmones no son específicas y pueden incluir:

  • Dolor repentino de pecho
  • Falta de aire
  • Respiración dificultosa o respiración rápida
  • Acceso de tos con sangre
  • Pérdida de la conciencia (desmayarse)

LLAME AL 911 inmediatamente si sufre de estos síntomas o si considera que tiene una emergencia.

¿Cómo se diagnostica DVT?

El médico le preguntará sobre sus síntomas y los antecedentes médicos, como así también realizará un examen físico. Pueden pedir algunos tests incluidas las pruebas de sangre para buscar las proteínas de la coagulación sanguínea. Otra prueba habitual es una “ecografía dúplex venosa” que utiliza ondas de sonido para detectar los cambios en el flujo sanguíneo. Su médico también puede solicitar una “venografía” que es una radiografía tomada después de inyectar un colorante en una vena pequeña para mostrar áreas de flujo sanguíneo normal y anormal.

¿Cómo puede prevenir los DVTs?

Para prevenir los coágulos sanguíneos y DVTs, su médico puede prescribir un anticoagulante, a menudo conocido como medicación diluyente de la sangre. Los ejemplos de diluyentes de la sangre son Heparina, Lovenox (Enoxaparina), Fragmin (Dalteparina), Innohep (Tinzaparina), Arixtra (Fondaparinux), y Coumadin (Warfarina). Puede tratarse con ellos durante tres a seis meses. Dependiendo de la medicación que se ordene, su médico puede pedir pruebas de sangre programadas rutinariamente. El monitoreo de estas pruebas de sangre ayuda al médico a evitar que el diluyente de la sangre sea demasiado (lo cual podría presentarle riesgos de sangrado) o muy poco (ocasionándole el riesgo de coágulos de sangre).

Debido a que los coágulos de sangre a menudo provocan hinchazón en sus piernas, cada noche le medirán sus piernas para la rehabilitación inicial, después de la cirugía o durante el programa de actualización del paciente internado en Craig Hospital. Medir sus piernas puede ayudar a la detección temprana de los coágulos de sangre. Como el riesgo de coágulos de sangre disminuye con el tiempo después de su lesión inicial, no será necesario medir sus piernas por siempre. Hable con su enfermera y médico sobre durante cuánto tiempo se medirán sus piernas y sobre los riesgos de desarrollar DVTs.

¿Cómo puede tratar los DVTs?

Si se le diagnostica un DVT, el tratamiento comenzará inmediatamente. El propósito del tratamiento es detener el crecimiento del coágulo y evitar la embolia pulmonar o el accidente cerebrovascular.

Si todavía no recibe el tratamiento con un anticoagulante o diluyente de la sangre, seguramente comenzará con alguno de ellos. El tratamiento puede durar varios meses y habitualmente se programarán pruebas de sangre para garantizar que usted recibe la dosis adecuada.

Como su nombre lo indica, los diluyentes de la sangre diluyen la sangre dificultando que su cuerpo forme coágulos. Esto incrementa su riesgo de sangrado, si se lesiona. Debe evitar cortes o heridas. Informe cualquier tendencia a moretones y sangrado, por ejemplo, si sangran sus encías con el cepillado dental.

Es importante mantener la medicación en cierto nivel para que funcione adecuadamente. Planifique con anticipación los reabastecimientos de medicación para evitar quedarse sin medicamento.

Si está tomando diluyentes sanguíneos es importante que hable con su médico sobre todos los medicamentos, medicamentos herbolarios, medicamentos de venta libre, como así también su dieta. Además, hay ciertos alimentos que afectan la forma en la que trabajan los diluyentes de la sangre. Asegúrese de saber qué puede y que no puede comer. Controle siempre con su médico antes de tomar un nuevo medicamento, aún si considera que el medicamento es seguro.

En algunos casos, se puede aplicar un filtro para atrapar cualquier coágulo de sangre que pueda desprenderse, de forma tal que no pueda viajar hasta los pulmones, cerebro y corazón. El filtro se ubica generalmente en la vena cava inferior que es una vena principal en la que la sangre regresa al corazón desde la parte inferior del cuerpo. Si fuera necesario, se inserta el filtro generalmente en una vena a través de la ingle bajo fluoroscopía. Una fluoroscopía es un tipo especial de rayos X que le permite al médico colocar el filtro con facilidad y sin cirugía.

Posiblemente tendrá que descansar en la cama, elevar el miembro afectado sobre el nivel del corazón y usar medias elásticas de compresión.

Conclusión

Usted es un miembro importante del equipo de atención médica. Conozca cuáles son los signos y síntomas de los coágulos de sangre, de forma tal que pueda conversar con sus médicos y enfermeras sobre aquello que es normal y lo que no lo es en su caso. Después de todo, usted conoce su cuerpo mejor que nadie.

Una trombosis venosa profunda (DVT) es un coágulo de sangre en una vena, profunda en el cuerpo. Las heridas, los movimientos disminuidos y el flujo más lento de la sangre en todo el cuerpo pueden hacer que las personas con SCI y TBI tengan un mayor riesgo de DVTs. Los medicamentos y la actividad física pueden ayudar a prevenirlos. Si se los detecta, pueden ser tratados.

Si tiene más preguntas sobre los DVTs, hable con sus médicos y enfermeras sobre sus preocupaciones específicas de la salud y su condición.

DESCARGAR PDF

Revisada: 3/2015

This resource provided as a courtesy of Craig Hospital. For more information, contact the Craig Hospital Nurse Advice Line at 1-800-247-0257.

Disclaimer: The content in this document is intended for general informational purposes only and is not a substitute for professional medical advice or treatment for specific medical conditions. No professional relationship is implied or otherwise established by reading this document. You should not use this information to diagnose or treat a health problem or disease without consulting with a qualified healthcare provider. Many of the resources references are not affiliated with Craig Hospital. Craig Hospital assumes no liability for any third party material or for any action or inaction taken as a result of any content or any suggestions made in this document and should not be relied upon without independent investigation. The information on this page is a public service provided by Craig Hospital and in no way represents a recommendation or endorsement by Craig Hospital.

Related Resource Topics