Main Content

La función sexual en las mujeres después de la lesión de la médula espinal

Read in english

Información sobre la función sexual en las mujeres después de la lesión de la médula espinal.

La función sexual en las mujeres después de la lesión de la médula espinal

Primero, lo primero: ¿Qué es la sexualidad humana?

“En el sentido más amplio, la sexualidad abarca todos los sentimientos, actitudes y comportamientos que contribuyen a la sensación de una persona de ser un hombre o una mujer, tanto en forma pública como privada. La sexualidad saludable representa una extensión natural del afecto, sensibilidad y compañía entre dos personas” (Firestone, Firestone, & Catlett, 2006).

La definición anterior no es lo que las personas generalmente piensan cuando piensan en sexo. Y especialmente cuando las personas sufren una lesión en la médula espinal (SCI o Spinal Cord Injury), generalmente hay muchas otras preguntas que surgen como:

  • ¿Afecta SCI mi función sexual?
  • ¿Qué tipo de cambios físicos puedo esperar?
  • ¿Tendré orgasmos?
  • ¿Podré satisfacer a mi pareja?
  • ¿Qué debo hacer con mi catéter durante el sexo?
  • ¿Qué pasa con los accidentes de la vejiga o del intestino?
  • ¿Todavía puedo tener un bebé?
  • Si decido tener un bebé, ¿tendré problemas especiales?
  • ¿Hay riesgos para mi bebé?
  • ¿Necesitaré de una cesárea para el parto?

Estas son sólo algunas de las cosas que pueden estar en su mente. A través de esta breve introducción a los cambios sexuales después de SCI, quizás podamos responder algunas de esas preguntas. El acto físico sexual no es lo que define toda su sexualidad. Cuando hablamos de sexualidad, nos referimos a mucho más de lo que sucede tras la puerta de su habitación. ¡La sexualidad es USTED completa! Es cómo habla con la gente, qué piensa de su cuerpo, cómo se mueve en el mundo: todo lo que dice algo de usted como persona. La sexualidad es todo lo que usted es: su personalidad, aquello que le gusta y lo que no le gusta, sus preferencias por comidas, actividades y las personas con las que le gusta compartir el tiempo, los roles sociales que desempeña en su hogar y comunidad y, por supuesto, el acto físico sexual.

¿Cómo ha sido afectada mi función sexual?

Una lesión en la médula espinal presenta desafíos importantes para varias de las funciones del cuerpo, especialmente aquellas funciones que están en el nivel de la lesión o por debajo de ella. Usted ya sabe que su SCI afectó su vejiga y la función intestinal y probablemente también, su función sexual. Para muchas mujeres, no tener el período menstrual y si volverán a tener alguno es una de las primeras preguntas que les preocupa. Saber si podrán tener niños o no es otra. Hablemos primero sobre los períodos menstruales.

Períodos menstruales

Los períodos menstruales frecuentemente se detienen durante un período debido al shock que ha recibido el cuerpo después de una lesión traumática o enfermedad. Generalmente vuelve a aparecer dentro de seis meses o menos. Se pueden usar tampones o apósitos menstruales.

Tampones

Muchas mujeres prefieren los tampones ya que no contribuyen con la irritación de la piel y ofrecen una mejor protección durante los traslados. Si utiliza tampones, debe cambiarlos a menudo, al menos tres veces al día. Ayudarán a evitar el riesgo del síndrome de shock tóxico, una enfermedad peligrosa causada por no cambiar el tampón en forma frecuente y regular. Si tiene problemas para insertar un tampón debido a la función limitada de la mano, intente con un tampón lubricado o haga que un asistente la ayude.

Apósitos menstruales

Si utiliza apósitos, controle regularmente para ver si hay signos de irritación de la piel y presión entre sus piernas. Mantenga su piel limpia y seca para prevenir la ruptura de la piel.

No se recomiendan los productos de ducha vaginal de venta libre debido a que enjuagan las bacterias normales que protegen su cuerpo/vagina de la infección. Si tiene una infección vaginal, una ducha vaginal sin receta médica puede empujar la infección aún más dentro de la vagina, incluso dentro del cuello uterino y útero en donde puede transformarse en una infección muy grave.

Los aerosoles para la higiene vaginal tampoco son recomendados. Las sustancias químicas que contienen pueden irritar la piel y hacer que sean más probables las infecciones o rupturas de la piel. Es normal el flujo vaginal en pequeñas cantidades. Informe siempre a su proveedor de la salud si el flujo es pesado, decolorado o con olor fuerte y desagradable.

Anticonceptivos

Las mujeres pueden quedar embarazadas después de una lesión en la médula espinal. Si no quiere quedar embarazada, es una buena idea emplear el control de la natalidad. Hay varios tipos diferentes de controles de la natalidad y su ginecólogo puede hablar sobre las opciones que funcionarían para usted.

Las píldoras de control de la natalidad pueden tomarse después de SCI y muchas mujeres las utilizan. Sin embargo, es importante saber que las píldoras para el control de la natalidad han sido ligadas a un mayor riesgo de desarrollo de coágulos de sangre o DVTs en la población sin SCI. Inclusive puede tener un mayor riesgo de desarrollo de coágulos de sangre con la píldora si cuenta con una historia de desarrollo de coágulos, es fumador y/o tiene más de 35 años. Hable con su médico sobre esta opción si cree que puede ser la correcta para usted.

Los dispositivos intrauterinos (IUDs o Intrauterine Devices) están asociados con un mayor riesgo de enfermedad pélvica inflamatoria. Debido a que quizás usted no pueda detectar el dolor tan rápidamente como antes de la SCI, cualquier dispositivo interno que puede causar infección o dolor (o quedar desplazado) puede ser una pobre elección. Nuevamente, hable sobre estos temas con su médico o profesional de atención de la salud para determinar qué es lo mejor para usted.

Aquí hay algunos detalles más...

El clítoris, ubicado en los labios menores, es la contraparte del pene ya que es capaz de erección y su estimulación puede llevar al orgasmo. Sin embargo, no es esencial para que se produzca la fertilización: usted puede quedar embarazada sin tener un orgasmo.

Normalmente, su vagina se humedecerá para facilitar la relación sexual. Esto se conoce como lubricación. Sus mamas también se volverán más sensibles y sus pezones estarán erectos. Después de una lesión en la médula espinal, su vagina puede lubricarse menos y algunas mujeres descubren que les lleva más tiempo obtener la lubricación. La lubricación puede agregarse utilizando un lubricante a base de agua (y no de petróleo) como KY Jelly. Usar un lubricante también evitará la irritación en los tejidos vaginales.

Los cambios en la función sexual dependen de su nivel de lesión y de cuán completa es su lesión. La función de cada persona es única y puede ocurrir que no encaje dentro de ninguna de las descripciones anteriores.

Tener hijos...los temas de la fertilidad

Es posible para las mujeres con lesión en la médula espinal quedar embarazadas a través de la relación sexual y llevar un embarazo a término. Si usted y su pareja intentan quedar embarazados y tienen dificultades, consulte con su médico o experto en fertilidad. Trabajar con un especialista en fertilidad ayudará a identificar el problema exacto y luego usted puede desarrollar un plan para avanzar. Si esto le interesa, por favor comuníquese con su médico para una derivación a un especialista en fertilidad para más información y guía.

Aún ¿puedo hacerlo? ¿Qué puede ayudar?

Usar su cerebro...

Lo más importante para recordar es que la función sexual y el placer son mayormente psicológicos. Los seres humanos experimentan muchos daños físicos sin perder su deseo sexual. Después de una lesión en la médula espinal, las personas todavía pueden tener una vida sexual gratificante como la que disfrutaban antes de la lesión. A menos que usted se diga a sí mismo que no puede.

Tener sexo después de una lesión en la médula espinal se parece mucho a tener sexo por primera vez. Las personas que se aproximan al sexo con una mente abierta y deseo de experimentar y descubrir qué funciona y qué no después de su lesión, tienden a tener más éxito y a informar su satisfacción.

Hay muchas partes de su cuerpo que pueden ser excitadas y que brindan una respuesta sexual placentera. Estas áreas del cuerpo se conocen como zonas erógenas y no se limitan al área genital. Algunas personas informan que el área de su cuerpo en el nivel de su lesión es más sensible y brinda estimulación. Emplear todos sus sentidos también puede ser útil. En lugar de enfocarse en lo que puede o no hacer, intente experimentar con todos sus sentidos.

Por ejemplo:

  • Las expresiones verbales, los sonidos o la música pueden establecer el humor. La imaginación también puede ser poderosa. Considere el compartir fantasías con su pareja.
  • Pruebe observar a su pareja acariciándose o acariciándolo en aquellas zonas en donde no pueda sentir (puede ser necesario un espejo). O intente observar imágenes excitantes.
  • Considere usar lociones aromatizadas, velas, incienso o perfumes.
  • Los sabores también pueden ser excitantes junto con los besos o la estimulación oral. Algunas personas descubren que ciertos alimentos como las frutillas, el chocolate o la crema batida también pueden ser excitantes.
  • Algunas personas informan sobre una mayor sensibilidad en las áreas en donde todavía pueden sentir: explore tocar en la cabeza, cuello, labios, brazos y pezones. El uso de dispositivos sexuales y vibradores puede ser modificado para las personas con movilidad limitada.
  • Para más información sobre los auxiliares y dispositivos sexuales, solicite una copia del Documento de educación del paciente: Pleasure Able.

No todo es juego y diversión...al evitar las complicaciones.

Disreflexia autónoma

La disreflexia autónoma (DA) es un aumento en la presión de sangre resultante de un estímulo por debajo del nivel de su lesión. Usted está en riesgo si tiene una herida en T6 y sobre ella.

DA es posible durante la actividad sexual. Aquí se detallan algunas formas en las que se puede disparar DA:

  • Estimulación brusca del área genital tal como tocar, presionar o la succión.
  • Usar un vibrador para la estimulación. Asegúrese de usar mucha lubricación y sea gentil.
  • Menstruación, embarazo (especialmente el trabajo de parto y alumbramiento), infección o inflamación de la vagina o útero.

Si sufrió una DA durante el sexo, detenga inmediatamente la actividad, llame a su médico o al 911, si no se resuelven los síntomas. Puede hablar sobre su DA con su proveedor de la salud antes de tener sexo para desarrollar un plan en caso de que se produzca. Si planea un embarazo o si ya está embarazada, busque a un ginecólogo (obstetra/ginecólogo) que estará deseoso de trabajar con usted. Ayúdele a entender las causas y el tratamiento de la DA de forma tal que este médico pueda tratar cualquier problema de DA que pueda surgir durante su embarazo.

Cuidado de los temas de la vejiga y los intestinos

  • No tome demasiado líquido para evitar la incontinencia durante la actividad sexual.
  • Asegúrese de vaciar su vejiga antes de cualquier actividad sexual.
  • Cumpla con un programa intestinal regular y asegúrese de haberse ocupado de los intestinos antes de la actividad sexual.

Cuidado de la piel

Durante la actividad sexual puede producirse el daño en la piel debido a cortes, presión o frotación. Evite la presión o el peso adicional de su pareja por medio del posicionamiento adecuado y el uso de almohadones. Revise su piel para ver si hay enrojecimiento y lesiones y quitar la presión si se desarrolla algo. Use mucha lubricación y asegúrese de enjuagar el área con agua y jabón y de secarla, tanto antes como después de la actividad sexual.

No se olvide...

Todas las mujeres que son sexualmente activas deben ver a un ginecólogo para un examen anual del cuello del útero, vagina, útero, ovarios y mamas con el fin de controlar cambios, problemas y cáncer. Cuando llame para programar una cita con el ginecólogo, pregunte si el consultorio y mesa de examen son accesibles con sillas de rueda y si los miembros del personal pueden colaborar con las transferencias, posicionamiento y preparación del examen. Recuerde que usted todavía puede quedar embarazada y también contagiarse con una enfermedad de transmisión sexual como herpes, sífilis y SIDA...por eso ¡use protección!

Finalmente...

Los miedos sobre los cambios en la función sexual después de la SCI y las preocupaciones sobre la satisfacción de su pareja pueden disminuir a medida que se sienta más cómoda con su cuerpo y más consciente de su propia sexualidad. Puede descubrir que hay otras partes de la sexualidad que podrían satisfacerlo más, tanto a usted como a su pareja. Puede pasar que el acto físico sexual no sea tan importante como otros aspectos de la sexualidad. Estar consciente de aquello que le gusta o no a su pareja y poder expresarse usted mismo son elementos muy importantes para tener una buena comunicación: la clave fundamental para que usted y su pareja tengan una experiencia sexual satisfactoria.

Descargar PDF

Revisada: 3/2015


Referencias

Firestone, R.W., Firestone, L.A., y Catlett, J. (2006). Sex and love in intimate relationships (Sexo y amor en las relaciones íntimas). American Psychological Association, Washington D.C.
Johnson, K.M.M., Lanig, I.S. (1996). Promotion and maintenance of sexual health in individuals with spinal cord injury (Promoción y mantenimiento de la salud sexual en las personas con lesión de la médula espinal). In I.S. Lanig (Eds.), Practical guide to health promotion after spinal cord injury (Guía práctica para la promoción de la salud después de la lesión de la médula espinal (171-202). Gaithersburg, Maryland: Aspen Publication.

This resource provided as a courtesy of Craig Hospital. For more information, contact the Craig Hospital Nurse Advice Line at 1-800-247-0257.

Disclaimer: The content in this document is intended for general informational purposes only and is not a substitute for professional medical advice or treatment for specific medical conditions. No professional relationship is implied or otherwise established by reading this document. You should not use this information to diagnose or treat a health problem or disease without consulting with a qualified healthcare provider. Many of the resources references are not affiliated with Craig Hospital. Craig Hospital assumes no liability for any third party material or for any action or inaction taken as a result of any content or any suggestions made in this document and should not be relied upon without independent investigation. The information on this page is a public service provided by Craig Hospital and in no way represents a recommendation or endorsement by Craig Hospital.