Main Content

Life Expectancy after Traumatic Brain Injury (TBI)

Ver en español

Information about life expectancy after traumatic brain injury (TBI).

Life Expectancy after Traumatic Brain Injury

What is the Average Life Expectancy for Colorado Residents?

The average life expectancy for Colorado residents in 2005 (most recent available) was 78.9 years. African-American males have the shortest life expectancy at 73.8 years, while White non-Hispanic females have the longest life expectancy at 81.5 years. [1]

Is Life Expectancy Different After Traumatic Brain Injury (TBI)?

A recent study, funded by the Colorado Traumatic Brain Injury Trust Fund, looked at whether individuals with TBI have a different life expectancy than those without TBI.2 Craig Hospital and the Colorado Department of Health and environment worked together to look at information about the effects of TBI on life expectancy and what some of the risks for untimely death might be. They found that, in Colorado, individuals with TBI die of some causes at a greater rate than individuals without TBI and that some of these causes of death may be preventable. They also found that on average, TBI appears to reduce life expectancy by about 8 years.

What Are the Most Common Causes of Death in Colorado?

Individuals with TBI in Colorado share the same most common causes of death as all of the other residents in Colorado. Just like everyone else, a person with TBI needs to be aware of these common causes of death and the healthy life choices that may allow us to live longer and healthier lives. Below is a chart that shows the four most common causes of death in Colorado and compares the percentage of deaths for all Colorado residents with the percentage of deaths for people with TBI in Colorado. [1, 2]

Common Causes of Death All Colorado Death Deaths for those with TBI in Colorado
Circulatory 29% 35%
Cancer 22% 10%
Respiratory 9% 10%
Injuries 6% 5%

¿Las personas con TBI en Colorado tienen mayor riesgo de algunas causas de muerte?

Sí. Las personas con TBI en Colorado tienen mayor riesgo de morir de varias causas, en comparación con las personas de Colorado de edad, sexo y raza similar sin TBI. A continuación encontrará una lista de causas de muerte y aumento del riesgo de estas causas de muerte para personas con TBI en Colorado.

Cause of Death Increased Risk for Coloradans with TBI
Seizures 15 times
Mental Conditions (includes unspecified dementia) 5 times
Pneumonias 3 times
Nervous System Conditions (includes Alzheimer's) 3 times
Infections 3 times
Digestive Conditions 3 times
Assaults 3 times
Suicide 2 times
Cardiovascular 2 times
Injuries 2 times

¿Qué puede hacer la gente con TBI para vivir una vida más larga y saludable?

Todos se pueden beneficiar de las elecciones saludables y de establecer hábitos de vida saludable. Realizar elecciones saludables se relaciona con un menor riesgo de enfermedades cardíacas, cáncer y ciertos tipos de accidente cerebrovascular. [4-12] Puede empezar a realizar cambios saludables en el estilo de vida 1) revisando su estilo de vida en todas las áreas de bienestar: Física, emocional, social, intelectual y espiritual, y 2) fijando metas de bienestar personal para usted mismo, que sean realistas e importantes para usted. [13-15]

Aquí tiene algunas sugerencias que todos pueden seguir para vivir una vida más saludable. Estas sugerencias pueden ser beneficiosas para gente con o sin TBI:

  • Elegir una dieta saludable, rica en granos integrales, verduras y frutas.
  • Mantener un peso saludable
  • Recordar mantener la hidratación, bebiendo abundante agua todos los días.
  • Estar activo: Realizar algún tipo de actividad física todos los días.
  • Aprender a controlar el estrés en su vida.
  • No fumar ni consumir productos de tabaco.
  • Limitar el consumo del alcohol y no abusar de las drogas. (ver a continuación las recomendaciones específicas después de la TBI).
  • Fijar un programa con su médico para exámenes y revisaciones regulares.
  • Participar en actividades intelectuales de “pensamiento” en forma periódica (juegos de matemáticas, crucigramas, etc.);
  • Hacer cosas que muestren amabilidad y utilidad hacia otros (voluntariado, ayudar a un vecino, etc.);
  • Considerar dedicar tiempo a actividades que impliquen la búsqueda del sentido y fin de la vida.

Las personas con TBI también se pueden beneficiar de algunas de las siguientes sugerencias para vivir una vida más sana. Algunas de estas recomendaciones se basan en investigación, y otras son sugerencias que provienen de la experiencia en rehabilitación para personas con TBI:

  • Si tiene convulsiones, siga todas las recomendaciones de su médico, como tomar la medicación, seguir las restricciones de conducción, evitar el alcohol, etc.
  • Aprenda las señales de advertencia de convulsiones, y cómo responder.
  • Asegúrese de que la familia, amigos y compañeros de trabajo también sepan esta información.
  • Siga los horarios de medicación y hable con su médico antes de efectuar cambios.
  • Si tiene una dieta especial (una dieta líquida, por ejemplo) consulte a su médico antes de efectuar cambios.
  • Siga las recomendaciones de su médico y terapeuta para el uso de equipos, como barandillas para asirse, bastón, andador, o aparatos.
  • Preste atención a su entorno y equilibrio. Si tiene dificultad para caminar o usa un dispositivo de asistencia, que alguien quite las alfombrillas de su entorno, mantenga los muebles en la misma posición si es posible y asegúrese de informar todo cambio en su equilibrio, etc. a su médico.
  • Tenga cuidado al decidir dónde ir, y con quién. Tal vez deba “detenerse y pensarlo" antes de ir a un lugar nuevo o conocer gente nueva. ¿Las indicaciones son claras, y conoce el camino? ¿El área es segura y está bien iluminada, y existen problemas potenciales relacionados con el equilibrio o la memoria? ¿A las personas que se encontrará les interesa su bienestar?
  • Siempre tenga un casco cuando anda en bicicleta, patineta, esquí y cuando practique otros deportes donde se recomiende un casco. Siempre use el cinturón de seguridad cuando se suba a un automóvil. No conduzca si su médico no se lo autorizó.
  • Absténgase de consumir alcohol. Hay mucho aún por aprender sobre los efectos del alcohol en personas con TBI. No obstante muchos expertos en rehabilitación creen que beber alcohol después de la TBI puede interferir con la recuperación y aumentar el riesgo de repetición de lesiones. [16] Infórmese todo lo que pueda sobre lesiones cerebrales, recursos de lesiones cerebrales y habilidades para protegerse. Protegerse implica saber sus propias fortalezas y necesidades, aprender los recursos en la comunidad, organizarse y desarrollar habilidades para comunicar con éxito sus necesidades a los demás. [17] Tener este tipo de conocimiento comprobó ser útil después de una TBI. [18]
  • Busque el apoyo positivo de quienes hayan experimentado TBI. Obtener el apoyo de quienes experimentaron TBI comprobó ser beneficioso [18] Puede encontrar este tipo de apoyo uniéndose a un grupo de apoyo o teniendo amistad con personas que también hayan experimentado lesión cerebral.

Familiarícese con los signos y síntomas de la depresión clínica, enumerados en la casilla a continuación:

  • Sentirse triste o deprimido más de 2 semanas.
  • Sentirse débil, inquieto y sin poder permanecer calmo
  • Tener cambios en el apetito: Subir o bajar de peso sin razón aparente
  • Perder interés en cosas que solía disfrutar
  • Dificultades para dormir, o dormir demasiado
  • Pensar en la muerte o suicidio

¡Si comienza a pensar en el suicidio, obtenga ayuda de inmediato! Línea Nacional de Prevención de Suicidio: 1-800-273-TALK

Recuerde, aunque las personas con TBI pueden tener mayor riesgo con respecto a la expectativa de vida, todos pueden influir en su salud y bienestar realizando elecciones de estilo de vida saludable.

Descargar PDF

Revisada: 1/2015


References:

  1. Sitio web del Departamento de Salud de Colorado, http://www.cdphe.state.co.us
  2. Thomedi Ventura, T., Harrison-Felix, C., Carlson, N., DiGuiseppi, C., Gabella, B., Brown, A., DeVivo, M., Whiteneck, G. Mortalidad post-aguda después de lesión cerebral traumática: Estudio en la población. Presentado a los Archivos de Medicina física y rehabilitación, marzo de 2009.
  3. Schnohr, P., Scharling, H., Jensen, J.S. Cambios en la recreación – Actividad física y riesgo de muerte: Estudio de observación en 7000 hombres y mujeres. Am J Epidemiol, 2003; 158: 639-644.
  4. American Cancer Society http://www.cancer.org/
  5. Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., Departamento de Agricultura de EE.UU. www.healthierus.gov/dietaryguidelines
  6. Djousse, L, Driver, J, Gaziano, J. Relación entre factores de estilo de vida modificables y riesgo de insuficiencia cardíaca durante la vida. Journal of the American Medical Society, Julio 22/29, 2009 Vol 302, No.4
  7. Stampfer MJ, Hu FB, Manson JE, Rimm EB, Willett WC. Prevención primaria de enfermedad cardíaca coronaria en mujeres a través de la dieta y el estilo de vida. N Engl J Med. 2000; 343:16-22.
  8. Kurth, T, Moore S, Gaziano M, Kase C, Stampfer M, Berger K, Buring J. Estilo de vida saludable y riesgo de accidente cerebrovascular en mujeres. Archivos de medicina interna, Vol 166, 10 de julio de 2006 p. 1403-1409.
  9. Friedenreich CM, Courneya KS, Bryant HE. 2001. Influencia de la actividad física en diferentes edades y períodos de la vida, sobre el riesgo de cáncer de mama. Epidemiología. 12(6): 604-12.
  10. Barnard, J. Prevención de cáncer mediante cambios en el estilo de vida. Medicina alternativa y complementaria basada en evidencia, 2004; 1(3) 233-239.
  11. Ornish, D. et. al. Cambios intensos en estilo de vida pueden afectar la progresión del cáncer de próstata. The Journal of Urology Septiembre de 2005, Vol 174, 1065-1070
  12. Instituto Americano de Investigación del Cáncer/Fondo Mundial de Investigación del Cáncer, Instituto Americano para Investigación del Cáncer, 1997. Comida, nutrición y prevención del cáncer: Una perspectiva global. Nutrición 15: 523-526, 1999
  13. National Wellness Institute http://www.nationalwellness.org
  14. O’Donnell, M., Dimensiones de salud óptima. American Journal of Health Promoción, Vol.1, no. 1, pg. 5, 1986.
  15. Chase, Theresa M. Fomentar la salud óptima después de la lesión en la médula espinal, Una guía práctica para fomentar la salud después de la lesión en la médula espinal, Lanig, Indira, Chase, Theresa, Butt, Lester, Hulse, Kathy, Johnson, Kelly. Aspen Publishing, Gaithersburg, Maryland, 1996.
  16. Asociación de lesiones cerebrales de América, folleto, Problemas de abuso de sustancias después de la TBI. Disponible en biausa.org.
  17. Hawley, L, (editor). Self Advocacy for Independent Life (SAIL). Asociación de lesiones cerebrales de Colorado, 1991, 2008. Denver Colorado.
  18. Hibbard M, Cantor J, Charatz H, Rosenthal R, Ashman T, Gundersen N, Ireland-Knight L, Gordon W, Avner J, Gartner A. Apoyo de los pares en la comunidad: Descubrimientos iniciales de un programa de enseñanza para personas con lesión cerebral traumática y sus familias. Journal of Head Trauma Rehabilitation, 2002, 17.(2):112-131.
  19. Mental Health America (ex National Mental Health Association, http://www.nimh.nih.gov
  20. National Suicide Prevention Lifeline, http://www.suicidepreventionlifeline.org

This resource is provided as a courtesy of Craig Hospital. For more information, contact the Craig Hospital Nurse Advice Line at 1-800-247-0257.

This brochure was prepared with funding from Colorado Traumatic Brain Injury Trust Fund. The information represents findings from a study by Craig Hospital and the Colorado Department of Health and Environment. To learn more about this study, contact Cindy Harrison-Felix, PhD. charrison-felix@craighospital.org.

Disclaimer: The content in this document is intended for general informational purposes only and is not a substitute for professional medical advice or treatment for specific medical conditions. No professional relationship is implied or otherwise established by reading this document. You should not use this information to diagnose or treat a health problem or disease without consulting with a qualified healthcare provider. Many of the resources references are not affiliated with Craig Hospital. Craig Hospital assumes no liability for any third party material or for any action or inaction taken as a result of any content or any suggestions made in this document and should not be relied upon without independent investigation. The information on this page is a public service provided by Craig Hospital and in no way represents a recommendation or endorsement by Craig Hospital.

Related Resource Topics